DISCURSO ACTO EXALTACIÓN FESTERA

Celebrada en el Teatro Circo el 30 de junio de 2006 

 

Armengola 2006Saludos. Buenas noches.

Cuando una persona no se dedica a las letras (por decirlo de alguna manera) le resulta muy difícil escribir un discurso… pero si además le unes que el tema sobre el que hay que hablar, es una misma, la cosa se pone realmente complicada.

Sería prepotente y vanidoso por mi parte, pensar que soy un gran personaje sobre el que se puede escribir una historia.

Soy una persona normal y corriente, como cualquiera de los que hacen diariamente “la vuelta a los puentes”, pasando por nuestra Calle Mayor y la Plaza Nueva. De las que le gusta salir y pasear, con mis sobrinos a la Glorieta, y con mi marido al Seminario, o la Montaña de Heidi, como conocen algunos esa subida, y pararnos allí a observar NUESTRA ORIHUELA, a descubrir rincones que desde esa perspectiva se ven todavía más hermosos y nos hacen sentir contentos de estar aquí.

Una tarde, en la última cuesta de San  Miguel, descubrí por dónde podría empezar estas palabras… viendo Orihuela desde arriba intenté sintetizar qué o quién me había llevado al sitio donde me encuentro esta noche.

A mis padres le debo mi carácter, mi forma de ser que ha hecho que tenga tantos amigos y tanta gente que me ha demostrado que me quiere, pero además, y sobre todo en este momento, les debo el que ellos hayan sido apasionados de la Fiesta de Moros y Cristianos hasta  el punto de habernos inculcado desde pequeños a mis hermanos ay a mí esa Pasión por la Fiesta.

A mis cuñadas, y sobre todo Amigas Rocío y Mª Jesús, les debo que con los años, me han sabido transmitir el amor que sienten por Orihuela, sus costumbres, sus tradiciones, e incluso por esos pequeños rincones, como “la Arrejuyaera”, “la calle Meca”, “la Cruz de la Muela”, “las Espeñetas”, “la calle de la Acequia”, “la Esquina del Pavo”, que sólo el que tiene experiencias vividas en ellos, los ve como algo especial.

Llegado este punto, y juntando pasión por Orihuela y por las Fiestas de Moros y Cristianos, ¿alguien cree que hay algo más importante en la vida de una Oriolana de esta clase, que la figura de La Armengola?

Hace unos días, mi sobrina Lucía me preguntaba “¿de verdad luchaste con los moros y les ganaste?”. Por suerte hoy en día, por lo menos en nuestra tierra, no tenemos guerras, pero me hizo recapacitar varios días sobre el tema.

La Armengola, “la mujer de Pedro Armengol”, que ese era su único título, lo más importante que hizo fue creer en su gente y apoyarse en ellos para conseguir lo mejor para todos.

Hay quien ensalza la figura de la Armengola con los adjetivos de “heroína y guerrillera”. Yo creo que hay palabras más importantes que acompañan y describen a la Armengola de nuestros días: fidelidad, amistad, amor, coraje, fuerza y entereza…. pasión por su tierra y por sus gentes.

Todas esas cosas las he curtido con los años y el apoyo incondicional de mis amigos que son los que lo pueden corroborar, y dos hermanos y un marido que están conmigo como si de Pedro Armengol, de Arum y de Ruidoms, se trataran y que cada día me hacen más fuerte y que sé, que estarían a mi lado para subir al castillo y vencer a todo aquél que hiciera peligrar no sólo nuestra vida, sino también nuestra felicidad.

No puedo cerrar el capítulo de agradecimientos sin nombrar a dos personas que han sido fundamentales para que este año sea vuestra Armengola y hacer mención aquéllos que han conseguido que lo esté disfrutando antes de empezar, como uno de los más felices de mi vida.

A Donate, mi presidente, que me hizo creer en el trabajo por la fiesta sin esperar nada a cambio, sólo por la Fiesta, por la Comparsas, y por nosotros mismos.

Él fue el que me convirtió en una festera de batalla, y a él le debo parte de lo que siento por la Fiestas y todo el cariño que le tengo a mi Comparsa.

A Antonio Franco, por haber ensalzado tanto a este personaje de leyenda, que en cualquier rincón de Orihuela se le conoce, hasta los más pequeños conocen la historia, y todos los oriolanos reciben a la Armengola, como si fuese parte de su gente, incluso de su familia.

Y cómo no, agradecerle a él y a los que le han acompañado durante todos estos años en la Junta Central que hayan conseguido que las fiestas de Orihuela, sean lo que hoy son y que pensarán en mi para ostentar este año el cargo … un cargo que para cualquier festera, es el mayor honor que nos puede otorgar la Fiesta.

Y por último a Isidro Hernández, por estar conmigo para todo desde el primer día.

A mis amigas, que incluso algunas lloraron de alegría al conocer mi nombramiento, y otras dejaron cosas importantes por estar conmigo.

Muchas gracias a todos por estar hoy aquí conmigo, por felicitarme por la calle, por sonreírme… en una palabra, por hacerme feliz… sólo espero ser capaz de trasmitiros parte de esta felicidad en estos días.

Y como nos enseñó Domingo a gritar desde lo más hondo: ¡ARRIBA LA FIESTA!

 

Estefanía Pérez Zambrana

Armengola 2006

 

CARTEL 2013

Autor:

Pablo Hernández Ballester

Spot 2013

© Asociación de Fiestas de Moros y Cristianos "Santas Justa y Rufina"

C/ Francisco Die, 32-34  03300 Orihuela-Alicante